El sexto mandamiento: No matarás

Éxodo 20:13 “No matarás..”

Muchas personas, incluyendo cristianos, creen que el sexto mandamiento (Éx 20:13) no tiene mucho que ver con ellos. Piensan, “yo no soy un homicida” “yo nunca mataría a alguien”. Aun al ser un mandamiento tan corto, su contenido y alcance llegan muy profundo a nuestros corazones.

El punto de este mandamiento es que Dios tiene dominio sobre la vida y la muerte. Él es soberano. Él es el dador de la vida y el que la quita. La vida que Él da (física y espiritual) es un regalo de Dios. Este mandamiento protege la vida humana, y prohíbe el asesinato, suicidio, aborto, eutanasia, guerra injusta y lo que lleve directamente a acortar nuestras vidas o las de otros.

Podemos cometer asesinato por la ira. La Biblia dice que el que odia a su hermano es un asesino (1ª Juan 3:15). Jesús dijo explícitamente que la causa de los asesinatos era el odio al próximo (Mateo 5:21-22).

Este mandamiento prohíbe justamente ese odio. También prohíbe todos los grados y causas de homicidio, tal como la ira impulsiva, la calumnia y venganza. Al igual que las violaciones a otros mandamientos, el asesinato comienza en el corazón. No existe tal cosa como un asesinato “sin motivo”. ¿De dónde viene toda esta violencia? De los corazones malvados que se han apartado de Dios. Todos los asesinatos provienen de una mente que no aprecia el valor de la vida humana.

De una forma u otra, en mayor o menor medida, activa, pasiva o frustradamente, todos hemos quebrantado este mandamiento.

Descargar MP3

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close