La disciplina de la iglesia – el procedimiento

Continuando con la serie sobre la Disciplina de la Iglesia, hoy quisiera compartir con ustedes el “procedimiento de la disciplina eclesiástica” según el modelo de Mateo 18. Junto con el procedimiento en sí, también voy a hacer énfasis en las enseñanzas de Jesús que forman parte del contexto del mismo capítulo 18 de Mateo, y que son: la humildad y el servicio a los creyentes (vv.1-6); lo peligroso que es ser de tropiezo a hermano y el valor que tienen para Dios los creyentes (vv. 7-14); el perdón y su relación con el perdón de Dios (vv. 21-35).
Mi objetivo es animar a cada uno de ustedes a entender bien “el procedimiento de la disciplina” pero, a su vez, lo necesario que es tener en mente que la disciplina eclesiástica no es para la humillación/destrucción sino para la restauración de hermano y, por tanto, debemos ser humildes, serviciales, temerosos del pecado, ayudadores, perdonadores y considerados del perdón que Dios nos ha dado; en otras palabras, amar al hermano que se está extraviando de la verdad y la santidad.

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close