La Provisión de Dios / La Historia de la Iglesia Berea de Antofagasta

La semana pasada, nos enfocamos en el atributo de la fidelidad de Dios. La fidelidad de Dios es cómo él actúa en conformidad con su palabra, sus promesas o dichos. Dios nunca se puede comprometer a hacer algo que sería incapaz de hacer. Esta noche, me gustaría seguir compartiendo acerca de la fidelidad de Dios, pero agregando un atributo más…Su provisión. Su fidelidad y Su provisión siempre van juntos. Servimos a un Dios fiel y un Dios que provee. Durante nuestro tiempo esta noche, deseo compartir varios versículos sobre la provisión de Dios y luego, me gustaría compartir varias historias cortas y obras de Dios vistas a través de la historia de la obra acá en Antofagasta. La Iglesia Berea Centro Bíblico de Antofagasta.

La provisión de Dios para su pueblo o para su obra es un tema común e importante a lo largo de toda la Biblia. Para dar algunos ejemplos, provisión de la tierra, los alimentos, el techo, los líderes, la protección y, en última instancia, la provisión de su propio hijo, Jesucristo, en quien encontramos la salvación de la esclavitud del pecado. Dios provee para aquellos que lo aman y siguen sus mandamientos. Su provisión siempre proviene de su fidelidad a su palabra y sus promesas.

Antes de continuar con la historia de MESA y la Iglesia Berea de Antofagasta, permítanme unos minutos para recordarnos lo que dice la Biblia acerca de la provisión de Dios. Lo siguiente no es una lista exhaustiva de los versículos de la provisión de Dios, pero mi oración es que sea un desafío para nuestros corazones y un estímulo para nuestras vidas y para nuestra iglesia local a medida que nos embarcamos en un nuevo año de ministerio y un nuevo enfoque de misiones, o, mejor dicho, hacer discípulos que hacen discípulos.

  • Dios nos provee a sí mismo. Salmo 23:1Jehová es mi pastor; nada me faltará.”
  • Dios siempre ha provisto. Salmo 81:10Yo soy Jehová tu Dios, que te hice subir de la tierra de Egipto; abre tu boca, y yo la llenaré.”
  • En Jesús, él nos provee una vida abundante. Juan 10:10El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.”
  • Jesús nos provee atención y cariño. Lucas 12:24 Considerad los cuervos, que ni siembran, ni siegan; que ni tienen despensa, ni granero, y Dios los alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que las aves?
  • Jesús dará paz a nuestra alma. Fil 4:6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.”
  • Nuestro Dios provee para nuestras necesidades espirituales. Fil 4:19Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.”
  • Jesús provee para nuestras necesidades diarias. Mateo 6:31-32No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.
  • Dios proveyó a su Hijo, Jesús. Romanos 8:32El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?

Juan 3:16-17Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.”

  • Dios provee la salvación como un regalo. Efe 2:8-9Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.”
  • Jesús nos provee un descanso verdadero. Mateo 11:28Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.”
  • Dios nos da sabiduría. Santiago 1:5Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.”
  • Cristo nos provee acceso directo al Padre en oración. Hebreos 4:16Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.”
  • Jesús provee crecimiento y protección para su novia (la iglesia). Mateo 16:18Y yo…edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.”

Estos versículos son un gran desafío para nosotros y al mismo tiempo, un gran estímulo. Servimos a un Dios fiel que provee para nuestras necesidades y para Su obra. Nunca debemos dudar de esto.

Ahora, hay una parte de la historia de la Iglesia Berea que se conecta con la historia de MESA, de la que hablamos la semana pasada. Aquí les comparto algunas cosas para guardar en sus mentes.

En 1945, misioneros de MESA visitaron Antofagasta y Calama para hacer evangelismo en carpas. Hombres como Enrique Tobelman y Jorge Black.

Pensando en la historia de las iglesias de UCB en el norte de Chile, la iglesia en La Serena abrió en 1952. Coquimbo; 1955. Ovalle – 1961; El Molle, Vallenar, y Copiapó – 1980. Sindempart (Coquimbo) – 2000.

Es importante conocer cómo se inició la iglesia en Copiapó. Misionero Jorge Black y su esposa, Letty, llegaron a Copiapó en 1980, cuando Jorge, que tenía 70 años, renunció a su cargo como director de MESA. Jorge y Letty, aún en su edad avanzada, querían empezar una iglesia en el norte de Chile. En ese momento, Copiapó era el punto más al norte de UCB en Chile. Jorge siempre tuvo el deseo de ver el avance del evangelio en el norte de Chile. Él oraba por eso a menudo. Jugó un gran papel en guiar a la iglesia establecida en Copiapó a reproducirse y comenzar una obra en Caldera.

Muchos años después, en el año 2000, el director de MESA Chile era Curtis Steward. Él desafió a todos los misioneros de MESA a orar fielmente por más obreros e iglesias en las ciudades del norte de Chile. Fue en ese momento cuando la familia Flinck se enteró por primera vez de las necesidades en el norte. David y Kristi Flinck se estaban preparando para ir a Chile como misioneros de MESA, pero se enfocaban en servir en el sur de Chile… en Chiloé o incluso en Coyhaique. Pero los Flinck comenzaron a orar por obreros para servir en el norte de Chile.

Cuando oras por una necesidad, es típico que Dios comienza a trabajar en tu propio corazón primero acerca de cómo puedes cumplir esa necesidad específica. Y eso es lo que les pasó a los Flinck. Se preguntaban “¿Qué nos impide ir a servir en el norte de Chile?” y “¿Por qué no ir a un área de Chile donde hay una gran necesidad de nuevas iglesias locales?”

En el año 2004, los Flinck se unieron a MESA y tenían como meta plantar iglesias en el norte de Chile… especialmente en Antofagasta, ya que era “la capital del norte Grande”.

Durante los siguientes años, los Flinck viajaron a las iglesias locales en EEUU para presentar las necesidades en Antofagasta y el norte de Chile. Dios bondadosamente proveyó para que llegaran a Chile en 2009. Aunque Antofagasta siempre fue el objetivo, los Flinck no llegaron a Antofagasta hasta mayo de 2011.

Dios proveyó una familia cristiana, los Monrroy (Daniel y Milagros) y una hermana en Cristo (Cecilia Maldonado), para ayudar en los primeros meses y años en Antofagasta. Dios proveyó nuevos creyentes como Edgar, Anna y Susana para unirse al grupo pequeño que se reunían en el departamento de los Flinck para estudios bíblicos.

Con cada año que pasó, Dios continuó proveyendo crecimiento y madurez espiritual al grupo de discípulos de Cristo. Muchos han visitado el ministerio, muchos se han ido, pero en los tiempos perfectos de Dios, su fidelidad y su provisión han sido evidentes.

Después de más o menos un año en el departamento en Av. Angamos, el Señor proveyó los fondos necesarios para que MESA comprara una casa en Coviefi para la familia Flinck y para la iglesia en formación. La familia de Andrés Thompson sirvió en 2013, cuando los Flinck viajaron a los EEUU por 8 meses. Ya que el grupo había crecido mucho en número, parte del primer piso de la casa fue ampliada en 2014 para darnos más espacio. Dios proveyó a través de los creyentes de la iglesia de Antofagasta para terminar ese proyecto.

En 2015, el pastor Mark Perry y su esposa Bekah visitaron la iglesia en Antofagasta. Ellos vieron las necesidades y comenzaron a orar al Señor para que proveyera más obreros para esta gran necesidad. El Señor comenzó a trabajar en sus corazones sobre la oportunidad de servir en Antofagasta. Su iglesia local en el estado de Ohio (EEUU) los apoyó y los envió como misioneros a Chile. Después de 18 meses juntando el apoyo necesario, los Perry llegaron a Antofagasta a principios de 2018. Dios contestó la oración y proveyó más obreros para nuestra iglesia.

A lo largo de la historia de MESA en Chile, muchos misioneros han invertido en jóvenes chilenos que deseaban dedicarse al ministerio a tiempo completo. El pastor Iván Maluenda fue mentoreado por misioneros de MESA y él tuvo una familia de cuatro hijos mientras servía en varias iglesias. El hijo menor de Iván creció amando al Señor y tenía el deseo de servirle con su vida. Eventualmente, este joven fue a Temuco a estudiar cuatro años en el instituto bíblico. Fue en su último año en el Instituto que David se le acercó y le preguntó, a Andrés Maluenda, si él tenía un plan sobre dónde servir al Señor y lo invitó a considerar servir en Antofagasta. Para resumir, Andrés aceptó la invitación y la iglesia de Antofagasta asumió la responsabilidad de apoyar económicamente a Andrés durante sus años de práctica aquí en Antofagasta. Podemos ver nuevamente cómo Dios provee para su obra en su tiempo. Andrés y Cle se casaron en diciembre de 2016, y llegaron a Antofagasta en febrero de 2017 y han estado aquí desde entonces.

En 2018, el Señor proveyó un nuevo local para arrendar en el centro. Esta fue una respuesta de oración. Después de 6 años congregándose en la casa de los Flinck, la iglesia tenía un lugar más céntrico para reunirse. El Señor proveyó para esta necesidad a través de las ofrendas fieles de los hermanos de la iglesia.

En 2019, la iglesia estableció oficialmente la membresía de la iglesia. Un paso importante en el crecimiento de la iglesia.

A lo largo de la historia de la iglesia ha habido nuevas conversiones y bautismos. Todos han sido respuestas a las oraciones de muchos y la provisión de Dios para el crecimiento del ministerio.

En 2020, a pesar de la pandemia, Andrés pudo terminar oficialmente su práctica y la iglesia creció en madurez. El Señor también proveyó para comprar un edificio. Nuevamente, una respuesta a las oraciones y un desafío más para confiar en el tiempo de Dios, ya que no pudimos usar el edificio durante la pandemia.

En 2021, el Señor proveyó un anciano más para unirse al equipo de ancianos. El hermano Adrián Cereceda. A principios de 2022 la membresía también votó para reconocer al pastor Andrés como el pastor principal. Todas estas cosas fueron respuestas de muchas oraciones … oraciones desde los primeros días de MESA cuando hombres y mujeres comenzaron a orar al Señor para que enviara obreros a Antofagasta.

Algunas aplicaciones para nuestras vidas y para el ministerio de nuestra iglesia Berea.

* Dios provee para nuestras necesidades en Su tiempo, no en el nuestro.

* Dios provee de maneras que nunca esperaríamos.

* Dios provee para nosotros a través de la gracia, no a través del mérito.

* En Jesucristo, Dios ha provisto todo lo que necesitamos para la vida y la piedad.

2a Pedro 1:3 Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia

* Una y otra vez Dios proveyó sobrenaturalmente para su pueblo. Si Dios pudo proveer para miles de israelitas en medio de un desierto, seguramente puede proveer para ti, tu familia y las necesidades de nuestra iglesia en medio del desierto de Atacama.

* La provisión más importante de Dios ya ha sido dada en el Evangelio. Lo que Dios nos ha dado en el evangelio está sobre cualquier otra provisión y cuidado que podamos pedirle. Cuando confiamos en Cristo, hemos obtenido todo lo bueno en él. Santiago 1:17 Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.” Cada cosa verdaderamente buena en nuestras vidas viene directamente del Padre. El bien supremo que nos dio, a través del cual muchas otras cosas buenas vienen a nosotros, es Jesús. Jesús debe ser nuestro tesoro supremo.

* Dios ha prometido edificar y proveer para su novia (la iglesia). Han visto y escuchado hoy cómo Dios ha provisto varias personas, dinero necesario y apoyo para la Iglesia Berea. Por la gracia de Dios, la Iglesia Berea es una iglesia establecida con membresía y liderazgo. ¿Ahora qué? Bueno, nuestra misión es clara. La gran comisión que nos dio Jesucristo es hacer discípulos.

            – Buscamos cumplir esta comisión de hacer discípulos que hacen discípulos.

            – Buscamos enviar obreros a la mies.

            -Buscamos reproducir nuevas iglesias en otros lugares.

            – Asumimos plenamente con gozo, el privilegio y la responsabilidad de participar en             hacer discípulos que hacen otros discípulos, que plantan iglesias que empiezan otras             iglesias.

La Iglesia Berea se inició porque hermanos y hermanas en Cristo tomaron en serio esta gran comisión. A Dios sea toda la gloria.  ¡Él ha hecho grandes cosas! Me gustaría profundizar este tema en más detalle durante los próximos tres domingos en otra serie titulada “Una Iglesia Establecida a Una Iglesia que Reproduce”.

search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close